No permitas que la preocupación por lo que vendrá mañana te robe la dicha de hoy; quizás el presente sea nuestro único tesoro

lunes, 17 de diciembre de 2012

Dear God


Alguien me dijo algo alguna vez, o tal vez lo leí en algún lugar que se me grabó a fuego en la cabeza. Fue algo así como "cuando las cosas salen mal, te encuentras preguntándole a Dios por qué a tí; pero cuando todo está bien no te detienes a agradecerele"

Y la verdad es que no se si fue desde entonces o en qué momento empece a apreciar un poco más las pequeñas cosas, esas de todos los días. Un abrazo de mi madre, una tarde con amigas, una charla con mi hermano. Empecé a darle un poco más de valor al simple hecho de poder disfrutarlas. Y la verdad es que estoy orgullosa de mí misma. Pocas veces he podido decir eso de mí. 

Estar vivos; parece poca cosa a nuestra visión de las cosas ¿no? Y cuando nos detenemos a pensar, estar vivos es lo más hermoso que hay y es lo único que tenemos. ¿No es ese motivo más que suficiente para agradecer? Ojalá pudiera {y pudiéramos} aprender a apreciarlo un poquito más cada día.

2 comentarios :

  1. ¡Buenas! ¿Quieres participar en el sorteo de un libro? Entra en: http://jedentag15.blogspot.com.es/2012/12/sorteo-de-un-libro.html
    y mira las bases para poder inscribirte.
    ¡Anímate y participa! Mucha suerte ^^

    ResponderEliminar
  2. y yo quiero dar las gracias por haber leído esto, porque me he dado cuenta de lo que dices, de las pequeñas cosas, los pequeños detalles son importantes y no los agradecemos.


    queria saber si te gustaría pasarte por mi nuevo blog... si quieres te dejo el link http://somestrangerswithsomememories.blogspot.com por si te lo quieres mirar:9


    un beso cielo^^

    ya te sigo!

    ResponderEliminar

A mí me gustaría que vivamos para siempre y que seamos jóvenes eternamente